Archivo de la categoría: Artículos y referencias interesantes

Conciencia corporal y bienestar personal

Me alegra compartir con vosotros este artículo en el que queda descrita de forma clara y bien fundamentada la gran aportación que la Danza Movimiento Terapia puede realizar en el ámbito del bienestar personal y profesional, en este caso en el campo de la educación.

La profesión docente, en universidades o en otros niveles, requiere de muchos recursos: personales, académicos, administrativos, económicos, familiares, de contexto, etc., y estos no provienen únicamente del profesor, sino de toda la sociedad y entorno que le rodea. Me gustaría invitar a que reflexionemos acerca de lo que cada uno aportamos y podemos aportar a la educación de nuestros jóvenes: nuestros, porque son de todos.

Por su parte los profesores aportan a diario su saber, dedicación, pasión, amor, paciencia y mucho, mucho tiempo de su vida; tiempo invisible para los que no viven las urgencias diarias entre clase y clase, la preparación de las sesiones, las horas de pasillo con alumnos y compañeros, la búsqueda de soluciones a múltiples situaciones, las correcciones de horas y horas…

Nuestros profesores: nuestros, porque por ellos pasa toda la sociedad, necesitan que todos aportemos para poder educar juntos, y también necesitan de proyectos como este que les ayuden a alimentar su cuerpo, mente y alma para volver a llenar sus arcas, que cada día vacían al dar clases. Necesitan recibir, también, recursos, apoyo y reconocimiento. En este artículo creo que podemos encontrar una forma de conseguir parte de todo esto a través de la Danza Movimiento Terapia. Simplemente, genial.

Articulo Rosa Ma. Rodriguez_Construyendo universidades

 

CONSTRUYENDO UNIVERSIDADES SALUDABLES:
CONCIENCIA CORPORAL Y BIENESTAR PERSONAL
Rosa M.ª Rodríguez-Jiménez*, Paloma J. Velasco-Quintana**,
María José Terrón-López***

SÍNTESIS: La construcción de entornos educativos saludables implica
integrar la salud del personal docente y no docente, así como de los
estudiantes. El concepto de bienestar personal involucra aspectos tanto físicos como psicológicos, y se encuentra conectado con la denominada inteligencia emocional. La formación del profesorado debería incorporar de un modo práctico el desarrollo de competencias emocionales junto con recursos para un mayor bienestar personal. Esto, sin duda, redundaría en la creación de entornos de enseñanza / aprendizaje más saludables y fructíferos, que ayudaran al desarrollo socioemocional del alumnado. En este trabajo se presentan algunos resultados de una investigación realizada en un contexto universitario en el que se impartió formación a los docentes mediante herramientas basadas en el trabajo corporal y la comunicación no verbal. La metodología cualitativa fue la utilizada; el análisis de los datos obtenidos de las reflexiones, tanto individuales como grupales,
permitieron establecer diversas unidades de significado. Los docentes
muestran la necesidad y el deseo de recibir una formación permanente
que les permita reflexionar sobre sus patrones y actitudes corporales, y aprender recursos para el control del estrés, así como para mejorar las relaciones interpersonales en el entorno laboral.

Palabras clave: universidades saludables; bienestar personal; conciencia corporal; entornos de enseñanza-aprendizaje.

Vuelta al movimiento

Mañana se despereza el verano y el ritmo de lo cotidiano vuelve a latir: tic tac, pum pum, ring ring…. Los sonidos de nuestro diario vivir empezarán a sucederse mientras la rueda del movimiento vuelve a iniciarse.

No olvidemos que los pasos son para andar y también para bailar y que cuando estemos algo cargados, siempre podemos parar, respirar, sentir nuestro cuerpo y…¡¡BAILAR!!

Os dejo un artículo sobre DMT para iniciar este nuevo curso con muchas ganas y alegría, y sobre todo, mucha danza.

Artículo periódico DMT

Arteterapia

La danza/movimiento terapia se inscribe dentro del arteterapia; a través de una forma artística (la danza) se logra una mejora en la salud y calidad de vida de la persona. Esto, que ya de por sí se da en el desarrollo de cualquier arte, se consigue con mayor alcance cuando se trabaja desde la perspectiva terapéutica.

Muchas personas piensan que hacer terapia significa estar enfermo y rechazan la idea y su práctica. Si partimos de la base de que todos tenemos facetas personales que investigar, emociones que nos cuesta gestionar, vínculos con el pasado, proyecciones futuras…, podemos entender fácilmente que cualquier terapia artística, estemos enfermos o no, nos va a proporcionar una herramienta única y personalizada para potenciar nuestra creatividad y nuestro bienestar y, como dice Miquel Izuel, de recrearnos en el acto creativo.

De esto y alguna cosa más nos habla este psicólogo, psicoanalista y arteterapeuta en  La Contra del 15/04/15

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20150415/54429909468/la-contra-miquel-izuel.html

Os invito a leerla (los que sois socios de La Vanguardia, si no podéis buscar en alguna hemeroteca) y a conocer algo más  sobre el tema.

Y a los más curiosos, a probar alguna experiencia en la que podáis vivir de primera mano que el arteterapia es sanadora a todos los niveles y constituye una maravillosa forma de conocerse un poco más y de recuperar la salud perdida.

pintura 2

Interesante artículo sobre el poder del movimiento

Os dejo el link de un artículo publicado en La Vanguardia en el que quedan claros varias de las bondades del trabajo corporal como vía de salud integral.

¡Que lo disfrutéis!

SEGÚN TE MUEVAS CAMBIAN TU MENTE Y TUS EMOCIONES

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120409/54283091418/graciela-figueroa-segun-te-mueves-cambian-tu-mente-y-tus-emociones.html

Progresiones coreográficas e integración social a través de la DMT

Afiche-Congreso-2014-448-pg

COMUNIDADES E INTEGRACIÓN SOCIAL DESDE LA DANZA MOVIMIENTO TERAPIA
Progresiones coreográficas e integración social a través de la DMT

Presentación en el marco del III Congreso Internacional de Danza Movimiento Terapia, Buenos Aires, 6 al 8 de noviembre del 2014

Buenas tardes: hoy no puedo estar aquí físicamente pero la generosidad de Maralia y la Asociación me han permitido poder compartir con vosotros y vosotras el siguiente material.

Se trata de una reflexión y video del trabajo con un grupo de jóvenes con discapacidad intelectual que llevo a cabo en la Asociación Junts en Acció (Juntos en Acción) en Cataluña, España. Esta asociación tiene como principales objetivos facilitar la práctica de actividad física a los chicos con discapacidad y aumentar la inclusión social de este colectivo. Dentro de este marco llevamos cuatro años realizando una sesión semanal de danza rítmica de una hora y quince minutos en la que utilizo diferentes recursos, entre ellos y, principalmente, la DMT. Cada año realizamos dos o tres salidas a diferentes eventos en las que mostramos una coreografía que surge del trabajo de las sesiones.
A continuación de este escrito veréis la última que bailamos y lo que voy a explicaros ahora es su proceso de creación, ya que en él está la base de cómo logramos comunicar cada individualidad y unirla en un todo que, a su vez, pasa a formar parte y a comunicarse con otras entidades. Para ello voy a explicar la evolución seguida en el tipo de coreografías realizadas durante estos cuatro años porque esa evolución supone y, al mismo tiempo, representa, el nivel, cada vez mayor, que hemos conseguido alcanzar en la expresión y comunicación de los chicos y su integración personal y social.

Recuerdo la primera exhibición que hicimos como si fuera hoy: hacía cuatro meses que trabajaba con el grupo y todavía no había conseguido contactar realmente con ellos, tampoco sabía cómo iban a reaccionar ante el público y en un lugar diferente al habitual. La coreografía que presentamos fue una danza con aros y gasas, enteramente pautada y aprendida de memoria. Bailábamos la monitora de refuerzo, una madre voluntaria y yo como modelos y los chicos nos seguían. Fue una experiencia positiva y aunque hubo momentos de todo tipo, olvidos y errores esperados, todos salimos contentos. Pero yo quería conseguir que los chicos bailaran, quería que cada uno pudiera aparecer con su esencia y su lenguaje, aportando algo propio al trabajo conjunto. La intención era crear un cuadro con los movimientos de todos.

El siguiente año me puse manos a la obra. Fui bajando el nivel de movimientos pautados respecto al primer año, en las sesiones y en la coreografía. Ahora los chicos ya tenían una paleta de movimientos de entrada mucho más amplia y podíamos empezar a indagar en los propios. El grupo se había consolidado y tenía entidad, los chicos empezaban a crear y el espejeo era cada vez más empático y menos repetitivo. Ese año presentamos una secuencia de sesión con gasas acompañados de la música de Amelie. Mostramos el llegar a la sesión, cubrirnos con la gasa, despertar; los primeros movimientos, plano medio y levantarnos. Movernos por la sala solos y en parejas, hacer una fila que se moviera como el mar, irnos a explorar otros mundos, bailar libres, pararnos como estatuas y caminar a cámara lenta hasta encontrarnos en el centro para formar una estatua final. En esa coreografía teníamos el proceso como eje y tres formaciones en el espacio: la de inicio, una fila en el centro y la estatua final. El resto se completaba con el libre movimiento de cada uno y la interrelación del grupo. La primera vez que bailamos esa coreografía ante el público, al acabar, sentí una tremenda emoción de alegría. He bailado innumerables veces pero hasta entonces nunca me había sentido así: plena, en paz, como si todo el cosmos adquiriera sentido en ese preciso momento. Miré a los chicos y expresaban lo mismo; también las personas del público lo comentaron: “Se os veía tan felices bailando”. Comunicar, sin más expectativas, bailar, disfrutar y compartir. Desde ahí todo se integra y cobra sentido y desde ese día para mí salir a mostrar nuestras danzas es algo que surge desde el corazón, y el público lo percibe.

El tercer año nos propusimos integrar el espacio en la coreografía; hasta entonces el tránsito había sido bastante fortuito y me interesaba que los bailarines fueran dueños de él y supieran gestionarlo. Utilizamos cintas de gimnasia rítmica para trabajar y fue todo un hallazgo: el espacio personal ocupado por el cuerpo y por las cintas exigía el esfuerzo de ubicarse con plena conciencia. Bailamos un danzón muy alegre con cintas de colores y seis formaciones distintas fijadas en la coreografía, se transitaba de una a otra en ocasiones con movimientos pautados, en otras libres. Ese año incluimos varios de los ejercicios surgidos en las sesiones a raíz del trabajo dirigido o bien de improvisaciones, de los juegos y movimientos que salían de los chicos, fijándolos a posteriori e incluyéndolos en la danza final. Fue un paso grande en el proceso de control del movimiento que supuso que fueran mucho más conscientes del yo y del otro, del espacio individual y común y de cómo gestionar ambos.

Y por último la cuarta coreografía, la que vais a ver. Después de que cada uno gestionara su espacio físico y pudiera ubicarse en relación al entorno pudimos acercarnos al espacio imaginario, a lo simbólico y crear una coreografía basada en una historia ficticia con un inicio, desarrollo y final. Todo surgió de unas sesiones en las que trabajamos, interpretamos y vimos lo que no había e interpretamos personajes que no éramos. Hicimos pasteles con ingredientes invisibles, nos convertimos en palabras y sensaciones, pusimos movimiento a los objetos reales e inventados… Y un día nació una historia de un policía en un museo y sobre este tema aparecieron persecuciones, escondites, puertas falsas y enredos. Entrar y salir, el yo y el otro, ser visto y esconderse, moverse y parar… Fue un gusto superar la inicial barrera que supone el autismo para relacionar significante y significado; logramos recrear y hacer existir lo imaginario. Y acabamos danzando una historia de policías y ladrones definida por una serie de movimientos, juegos, ejercicios y dinámicas que ellos habían planteado en las sesiones; cada una de las propuestas de movimiento que veréis nace de los chicos. En esta coreografía, a diferencia de las otras, había momentos en los que cada uno hacía cosas diferentes. Nos lo permitió el hecho de traspasar el movimiento y dotarlo de un sentido más allá: todos sabían a quién representaban y qué estaban explicando, en qué banda se movían: en la de los policías, los ladrones o los guardias de seguridad. Eran un personaje y sabían qué hacer como tal, se pusieron en la piel de otro y se movieron desde allí. La complejidad de la coreografía para su tipo de discapacidad (rasgos autistas) era alta, pero no hubo ningún problema porque esa danza había nacido de ellos. Ellos habían creado los personajes, habían realizado todos los movimientos que luego yo me dediqué a tejer con un hilo narrativo, fiel reflejo de la primera historia que dio pie a todo el invento. Ese primer día que trabajamos con historias ficticias alguien me dijo: “No lo conseguirán, es demasiado difícil”. Confié en que el movimiento podía seguir llevándonos a avanzar en el conocernos y expresarnos, y así fue.
Esta pieza la danzamos en cuatro contextos y espacios diferentes: como exhibición en una Competición de Gimnasia Artística Adaptada (para gimnastas con discapacidad), como participantes junto a grupos de danza muy variados, sin discapacidad, en el Día de la Danza del Instituto de Educación Física de Cataluña (donde se forman los futuros licenciados en deporte) y como exhibición en el Campeonato de Cataluña de Gimnasia Rítmica (para gimnastas sin discapacidad). La integración social que supuso cada una de estas salidas para los componentes del grupo es otro de los valores a destacar: en cada salida se movieron en espacios desconocidos, con público –a veces muy numeroso-, y rodeados de otros deportistas y participantes con quienes compartieron vivencias, nervios y situación. Teniendo en cuenta que las discapacidades de los bailarines de Junts tienen todas en común rasgos de espectro autista esto supone un gran logro para ellos y para el desarrollo, cada día mayor, de su capacidad de adaptación, autorregulación y un sinfín de beneficios más que no cito porque los conocéis de sobras.
Con esta coreografía como proceso, así como resultado y exhibición en diferentes lugares, creo que logramos conseguir una integración de diferentes lenguajes y entidades de forma muy significativa: el nuevo puente de comunicación entre la realidad y el movimiento, entre los componentes del grupo y también con las comunidades externas a ellos (familia, escuela, sociedad) en las que actualizarán todo lo vivido en su cuerpo danzante.

La danza que vais a ver lleva por título: “El robo de la pantera rosa”. Los bailarines son tres chicas y tres chicos (aquí faltaba uno) y tres adultas: dos monitoras de soporte y yo misma. El lugar donde bailamos es el Campeonato de Cataluña de Gimnasia Rítmica, un importante evento deportivo clasificatorio en el que las gimnastas sin discapacidad compartieron pista, presencia y visibilidad con este grupo. Los aplausos finales que se oyen son la banda sonora de la integración de varias comunidades mediante un lenguaje común: la danza y el movimiento.

Lorena Casal Valdés

Vilanova i la Geltrú
Octubre del 2014

Link a la coregorafía:

 

Qué es la DMT

En esta categoría de “Artículos sobre DMT” he ido incorporando escritos de propia autoría, pero a petición de algunos lectores incluyo en este link  un artículo de Diana Fischman que considero muy esclarecedor, completo e inspirador para los que queréis saber un poco más acerca de la DMT: solo tenéis que clicar en el link que sigue:

danzamovimientoterapia

Podéis encontrar asimismo más artículos en:

http://www.brecha.com.ar/articulos.html

Espero que los disfrutéis 🙂

Fichas para el análisis del movimiento

Aspectos a observar

Nombre:                   Anotaciones
Calidades de movimiento:

  • Principales
  • Carentes
  • Acciones repetidas
Planos-orientación del movimiento:

  • Bajo
  • Medio
  • Alto
Planos prioritarios de movimiento:

  • Rueda
  • Mesa
  • Delante-detrás
Tipos de movimiento

  • Central
  • Periférico
Tempos

  • Lento
  • Rápido
  • Sostenido
Zonas corporales:

  • Impulsan movimiento
  • Retienen movimiento
  • Descargan movimiento
  • Centro de gravedad/centro de levedad
  • Direcciones y trayectorias
  • Posición en la sala
  • Espacios favoritos-evitados

 

Otros:

Esta ficha es una adaptación de mi experiencia, apuntes de Teresa Monsegur y material de Olga Villena  del artículo “Una experiencia de DMT con un niño con trastorno multisistémico del desarrollo”

Fichas para el análisis de movimiento: videos

Enlace de movimientos- coordinación motriz

Su importancia radica en que enlazar movimientos supone entrar en la cualidad de fluidez en la que el final de un movimiento supone el inicio del siguiente, estando ambos delimitados en su forma pero unidos en su devenir. La coordinación motriz facilita el fluir, así como la continuidad entre los esfuerzos y la capacidad de adaptar el peso y la fuerza necesarios para realizar cada ejercicio con el mínimo esfuerzo y el máximo resultado.

Método de observación: video de secuencia de clase.

 Realizaremos una secuencia pautada –pero no entrenada- que se repetirá en la sesión inicial de evaluación y en la final para poder apreciar las diferencias y evolución.

La secuencia constará de: un equilibrio sobre dos pies, balanceos delante y lateral, movimientos en ocho, giro sobre dos pies, un desplazamiento, extensión y contracción, movimiento elongado, sostenido en el tiempo, y movimiento súbito.

El inicio y final de cada ejercicio se ven con claridad

 

Mantiene el equilibrio Mantiene la coordinación y el ritmo

Desplazamientos

Método de observación: grabación de video para detectar cambios en las cualidades de movimiento y recursos físicos utilizados. Realizaremos desplazamientos por oleadas realizando estos diferentes esquemas; filmación de evaluación inicial y final.

  Espacio* Peso* Tiempo* Flujo* Define el esquema motriz (sí/no)
Reptar
Andar
Correr
Rodar por el suelo (croqueta)

Aspectos del movimiento

Método de observación: videos de danza libre. Aplicar a los otros en la medida de lo posible. Se valora con breve redacción teniendo en cuenta lo indicado en cada apartado. Ficha basada en el análisis de movimiento de Rudolf Laban, de su obra  El dominio del movimiento.

 

Fuerte

Débil

Peso

(firme/suave)

Se emplea la fuerza necesaria ¿o en exceso? para el éxito del movimiento Se emplea menos fuerza de la necesaria para el éxito del movimiento

 

Veloz

Lento

Tiempo

(súbito/sostenido)

Velocidad alta de ejecución Velocidad baja de ejecución

 

Dirección recta

Dirección ondulada

Espacio

(directo/flexible)

Forma lineal y definida Forma circular e indefinida

 

Controlado

Detenido

Flujo

(restringido/libre)

Movimientos con inicio y final definido Movimientos truncos, que se cortan en su ejecución

Autoimagen y relación con el otro

La capacidad para ver y seguir el movimiento del otro (espejeo) supone el reconocerlo, hacerlo uno con uno mismo y reproducirlo; supone un grado de empatía, aunque sea solo el de movimiento, que supone por sí mismo un nivel de comunicación, crea vínculos y nos acerca al sentir del otro. En el grupo teniendo en cuenta las diferentes discapacidades es muy útil para revelar el grado de implicación personal y comunicativo de cada uno y para abrir puertas a la realización de movimientos nuevos que generen las pequeñas variaciones progresivas necesarias para cada cual. Observación de videos.

 

No

Explicación

Propone ejercicios al grupo
Acepta propuestas del otro
Baila en respuesta al otro
Baila ajeno al otro
Reproduce esquemas motrices del otro
Crea esquemas motrices propios
Mantiene atención al movimiento del grupo y se integra en él
Comunica sus necesidades y expresiones
Se reconoce y sigue en el espejo

Fragmento del estudio: Del cuerpo a la palabra. Metodología para la programación de sesiones de danzamovimiento terapia para chicos con discapacidad

Fragmento del estudio: Del cuerpo a la palabra. Metodología para la programación de sesiones de danzamovimiento terapia para chicos con discapacidad, por Lorena Casal.

Comparto este material agradeciendo de antemano que si es utilizado en algún momento se cite la fuente. En breve estará accesible el trabajo completo. Para cualquier consulta podéis contactar con: danzaemocion@hotmail.com o bien www.danzaemocion.wordpress.com

 

Ejemplo de redacción, fijación y justificación de :

Objetivos individuales y grupales

Objetivos individuales

Una vez pasado el primer mes y recogida la información de las observaciones de la sesión y de las fichas de análisis de movimiento, parto de los siguientes objetivos individuales que serán la base para fijar los grupales.

RAYO

  • Alargar la musculatura anteroposterior
  • Mejorar la colocación postural, en concreto la elongación de la zona cervical y “chepa”
  • Mejorar el ritmo y coordinación de secuencias de movimiento
  • Adecuar el tempo y ritmo de su ejecución con ritmos marcados y ritmos ajenos
  • Potenciar su autovaloración (búsqueda constante de aprobación por parte del adulto)
  • Fomentar su autonomía emocional, reconocimiento y regulación de todas las emociones (no solo las positivas, marco en el cual acostumbra a moverse)
  • Fomentar su independencia frente a lo desconocido: suele trabajar siempre con Carla, su amiga y compañera del instituto, pero difícilmente se relaciona de otra forma con el resto si no se ve obligado a ello

FLOR

  • Mejorar su capacidad coordinativa general
  • Aumentar su flexibilidad y plasticidad y la capacidad de pasar de un estado a otro, de un tipo de movimiento, dinámica, a otro diferente…
  • Desarrollar su capacidad de superación
  • Aumentar su autoestima: muy habitualmente utiliza la negación: como definición de sí misma: “no puedo” o como llamada de atención
  • Aumentar su capacidad de frustración
  • Motivar su capacidad de disfrute y motivación hacia el movimiento (muchas veces expresa estar cansada, no poder más…)

 

SILVER

  • Aumentar sus tiempos de concentración y presencia en la sesión
  • Incidir en una comunicación más amplia: con las monitoras, con sus compañeros
  • Generar una paleta de movimientos y léxico autorreferencial más variada, que abarque todo tipo de movimientos (tiene tendencia a los truncos y muy directos, fuertes y veloces) y emociones
  • Aumentar sus tiempos de pasividad suave (no sé cómo definirlo; o está muy agitado o muy pasivo, hay un término medio entre ambos estados por el que transita en ocasiones que es la suavidad, el movimiento fluido en forma de caricias)
  • Motivar a que comparta mirada, movimiento y espacio con los compañeros e identifique la relación entre sus movimientos y los ajenos cuando esta relación existe

CATI

  • Aumentar su caudal de recursos imaginativos y visuales
  • Generar una mayor propiocepción y sensibilidad a los micromovimientos y estados corporales
  • Dotar de más recursos expresivos y movilidad al tronco superior, brazos y cara
  • Acompañar en lo afectivo

WILL

  • Ampliar su tiempo de concentración y presencia en la sesión
  • Conseguir pautas comunicativas orales y corporales con las monitoras y los compañeros
  • Integrarle en el grupo como un elemento más (se mantiene aislado y no hay interrelación con el resto, que más bien lo rechaza)
  • Aumentar el esquema motriz y las diferentes cualidades de movimientos (sus movimientos son truncos, fuertes y lentos)
  • Conseguir una mayor velocidad, coordinación y dinamismo en sus movimientos y desplazamientos
  • Mejorar la dirección y definición en sus desplazamientos
  • Lograr un tono muscular un poco más alto que ayude en la definición de su postura
  • Conseguir que se implique en su proceso y que disfrute con lo que hace

PAZ

  • Motivar el afán participativo
  • Aumentar su autoestima
  • Reforzar su abertura y comunicación de sentimientos, ideas, estados
  • Aumentar su repertorio de movimientos
  • Ampliar su expresividad general
  • Reducir su nivel de ansiedad ante lo desconocido
  • Animar a la interrelación activa con todo el grupo (pasiva ya la mantiene)

 

Objetivos generales anuales y justificación

Para este año me propongo trabajar alternando en las sesiones el trabajo de las capacidades básicas: fuerza y flexibilidad, ya que son las que necesitan de manera más particular, y velocidad de reacción para mejorar la capacidad anticipativa y de resolución motriz.

Mejorar estas capacidades implica:

 Fuerza: posicionarse con más presencia y marcar sus límites, ser conscientes del espacio que ocupan en el espacio y delimitarlo, afianzarse en la sensación de existencia, presencia, self y tomar corporeidad. Para Will y Silver es importante fijar la fuerza como tonicidad, como capacidad de impulsar movimiento controlado. Ambos tienen fuerza, en espacial Will, pero tienen poco control sobre la repercusión de sus impulsos, sobre la carga mayor o menor que realizan y sobre la repercusión de esto sobre sus movimientos, cuerpo y cuerpos ajenos. Silver suele utilizar mucha fuerza cuando quiere equilibrar y hacer mover un objeto; Will puede hacer daño en alguna de sus expresiones de afecto o búsqueda de contacto, no modulan la intensidad de su fuerza, la intención es que la sientan, reconozcan y regulen con el fin de conseguir sus objetivos motrices.

Flexibilidad:  dar mayor ductilidad a su persona, adaptarse a las situaciones, aumentar su adaptabilidad al entorno y medio, relajar y distendir desde la rigidez sin riesgo a perder el control. Para Flor, Rayo y Paz es importante ganar mayor amplitud y distensión en la articulación del movimiento. Flor por exceso de tensión suele perder el equilibrio físico y emocional, se bloquea y cae al suelo o bien se niega a realizar la consigna y se siente incapaz. Rayo tiene una estructura corporal de cifosis muy pronunciada, tendones y musculatura de la cadena anteroposterior acortada. Para su cifosis trabajamos desde la conciencia corporal y tono muscular, para el acortamiento con ejercicios de flexibilización del tren posterior. Paz tiene un tipo de movimiento tenso y central, el objetivo es pasar a la mayor amplitud dentro de la contención dotándole así de más espacio, variando aunque sea una sola de las características de su movimiento para generar una apertura, un nuevo patrón.

Otro de los objetivos generales es enlazar al máximo acciones y movimientos ya que el grupo tiende a moverse en un registro de acciones segmentadas; conseguir una mayor unidad en el dibujo del movimiento, una continuidad en el paso de un tipo de esfuerzo a otro es principal para dotar de significado global a la suma de movimientos. La idea es que se conciban como la suma de un todo, y no fragmentados. Desde el inicio de la sesión con el trabajo de los nombres, que este año pedimos enlazados, sin silabear, hasta el trabajo de ritmos, enlaces y coreografías, insisto en crear un flujo de movimiento.

Trabajaremos también en los tres planos: la puerta, la rueda, la mesa, para incidir en los valores de cada uno de ellos en cuanto a entes de relación y comunicación social.

 

Capacidades básicas

Para qué

  1. Desarrollar la flexibilidad articular (tobillos, muñenas, hombros, cintura escapular, abductores, cuadro anteroposterior) y de movimiento
  2. Ampliar la capacidad de extensión y contracción general y dar más amplitud a los movimientos realizados
  3. Establecer un tono muscular óptimo para el mantenimiento del esquema corporal esquelético, mantener el equilibrio, realizar giros y realizar cambios de un movimiento a otro de forma rápida y concisa

4. Aumentar la capacidad y velocidad de reacción ante cualquier estímulo externo y la realización de cualquier tarea, movimiento o gesto

1.La flexibilidad corporal entendida como un reflejo de la flexibilidad y capacidad de nuevas relaciones, estructuras y patrones en el comportamiento personal

2.Ampliar la kinesfera y la capacidad y conciencia  de la ocupación espacial

3.El control postural supone ejercer control sobre la propia estructura y ser capaz de dirigirla (empoderamiento y self) hacia lo deseado. Ser capaz de transitar de un tipo de esfuerzo a otro gestionando los cambios de esfuerzo y lo que requieren

4.Prever y anticipar un movimiento con sus consecuencias, generar relaciones de causa-efecto y aumentar la reactibilidad

 

Capacidades coordinativas

Para qué

  1. Reconocer y ser capaz de gestionar el espacio y tiempo
  2. Desplazarse en diferentes direcciones y de diferentes formas
  3. Ser capaz de dirigirse, mantener e intercambiar posiciones y trayectorias en el espacio
  4. Ubicarse en una formación determinada
  5. Desarrollar la capacidad de reproducir, seguir y adaptar al movimiento ritmos externos e internos
  6. Enlazar (con la mínima fragmentación) movimientos, gestos, desplazamientos…
  7. Desarrollar las capacidades de relación psicomotriz

 

1.Poder dirigir la intención, voluntad hacia un fin o destino, ser más dueño de las propias acciones (control volutivo)

2.Ocupar el espacio personal disponible y reconstruir y recorrer patrones básicos estructurales de movimiento

3. Transitar el espacio personal y social respetando límites y espacios propios y comunes

4.Reconocer la ubicación personal y enlazar pasado, presente y futuro

5.Identificar y modelar el tiempo que duran las cosas y desarrollar la escucha

6.Dotar de mayor fluidez en el estar y ser

7.Aumentar el registro de movimiento y formas de comunicar e interrelacionar con el entorno

 

Habilidades técnicas corporales

Para qué

  1. Equilibrio
  2. Giro
  3. Salto
  4. Desplazamiento

 

1.Tenerse sobre el propio eje, encontrar un punto estable entre lo inestable, sentir el propio centro y gestionarse desde él, evitar la angustia al vacío. Relacionado con el empujar y el movimiento vertical

2.Igual más desarrollar el plano mesa: la comunicación con el yo y con el otro.

3.Separarse y volver, equilibrar el eje de gravedad y el de levedad, cielo y tierra. Relacionado con el empujar y arremeter, plano delante detrás.

4.Moverse hacia lo deseado, sabiendo de dónde, hacia dónde y por qué. Relacionado con todas las calidades.

 

 

Habilidades técnicas con aparatos

Para qué

  1. Lanzar y recoger
  2. Botar
  3. Rodar
  4. Movimientos de balanceo y de ocho
  5. Circunducciones y rotaciones
  6. Trabajo de los planos

 

1.Dirección e intención, relacionado con el empujar y arremeter, también deslizar.

2.Botar: empujar, impulsar para que suceda algo, modulación del esfuerzo.

3.Rodar: unidad, camino y fluidez, ir y venir, relacionado con el deslizar.

4.Implicar a la cadera en el movimiento, ir y venir, vaivén, pasar de un esfuerzo a otro de forma orgánica

5 y 6.Direcciones y planos, delante y detrás, el círculo como movimiento de continuidad y fluidez.

 

Aspectos emocionales y personales

  • Promover la autonomía personal
  • Aumentar la capacidad empática y de escucha: al propio cuerpo, al del otro
  • Fomentar la sociabilidad y la cooperación entre iguales
  • Aumentar el léxico y capacidad autoexpresiva y referencial
  • Aumentar el tiempo y calidad de concentración en la tarea
  • Aumentar el tiempo de conexión con el entorno
  • Promocionar la autoestima e imagen personal
  • Desarrollar el afán de superación y esfuerzo
  • Minimizar los miedos personales y sociales

 

 

 

 

 

 

 

Presentación: Del cuerpo a la palabra

Congreso Argentina

A raíz de la presentación y realización del taller: “Del cuerpo a la palabra”, dentro del II Congreso Internacional de Danza/movimiento terapia de la Asociación Argentina de Danzaterapia, dejo esta presentación solicitada por varios participantes.

De nuevo reitero las gracias a la Asociación y a sus componentes por tan cálida recibida y por tan humano y exquisito trato, ¡maravilloso congreso!

Ponencia PPT II Congreso Internacional DMT Argentina

Abstract: Del cuerpo a la palabra

Congreso Argentina

II Congreso Internacional de Danza/movimiento terapia, 3 al 5 de octubre de 2013, Buenos Aires, Argentina

Del cuerpo a la palabra: intervención DMT aplicada al contexto de un grupo con participantes con discapacidad intelectual y autismo

Este escrito presenta el taller homónimo que se realizará en el marco del II Congreso Internacional de Danza Movimiento Terapia convocado por la AADT a la cual estoy muy agradecida por haberme dado la oportunidad de participar.

Del cuerpo a la palabra es el camino que seguimos en DMT para poner palabras a aquello que sucede en nuestro ser y así poder lidiar con ello. Es el proceso que lleva desde el dolor que supone la soledad del no poder comunicar al abrazo afectivo. Es la posibilidad de relacionarse con el cuerpo y la palabra, un largo camino que en este año he podido recorrer junto a Will y sus compañeros.

Will es uno de los 6 chicos con discapacidad intelectual con los que llevo trabajando dos años en sesiones semanales de 1h15min. El grupo está formado por tres chicos y tres chicas de entre 14 y 18 años que pertenecen a la Associació Junts en Acció, entidad que promueve el deporte, la salud y la inclusión social de jóvenes con discapacidad.

También implica el proceso de sistematizar lo trabajado en las sesiones con un formato que permita ponerle palabras y estructura. Este grupo ha necesitado mi participación muy desde dentro de la sesión y eso me ha supuesto una dificultad a la hora de observar, más teniendo en cuenta la variedad de habilidades y dificultades que presenta cada chico. Desde un inicio tuve la necesidad de elaborar unas pautas de funcionamiento que me permitieran trazar una hoja de ruta adaptable a las necesidades que fueran surgiendo. Para ello utilicé recursos que conozco por mi biografía: conceptualización y desarrollo de DMT, planificación del entrenamiento deportivo y sistemas de evaluación educativa; con ello conformé un formato de trabajo que es el que mostraré, así como la evolución que ha seguido Will.

El taller se divide en dos partes: en primer lugar realizaremos una breve sesión vivencial basada en el plano posterior; el “atrás” del plano de la rueda. Principalmente este trabajo ayudó a que se acomodaran los impulsos y a poder iniciar y mantener un movimiento continuado; los chicos ampliaron su kinesfera y delimitaron su espacio personal, mejoraron su capacidad espacial, de desplazamiento, las trayectorias y formaciones. El trabajo del plano posterior lo integramos con el trabajo sin visión; el atrás y lo que no se ve son conceptos muy cercanos y que remiten a un mundo desconocido que pudimos investigar con sorprendentes resultados.

Tras esta vivencia veremos cuál es la metodología que he utilizado para diseñar, llevar a cabo y evaluar las sesiones. Haremos un recorrido por los puntos que presento a continuación y comentaremos una selección de grabaciones en las que se puede apreciar el avance de Will.

Mi forma de trabajo se basa en establecer unos objetivos anuales, bastante generales, que concretizo para cada sesión y desarrollo a través de las actividades propuestas. Cuando van siendo superados, incorporo los que suponen el siguiente grado de dificultad. Estos objetivos los planteo teniendo en cuenta las características individuales de cada chico para trabajar con lo coincidente y lo hago mediante la observación general y el uso de unas tablas de valoración de movimiento y actitud.

Tras ello diseño las sesiones y las voy adaptando al momento y tempo del grupo; muchas veces lo preparado no tiene nada que ver con lo que acabamos haciendo pero siempre llegamos por una u otra vía a poner en movimiento las necesidades particulares y las generales. Para hacer el seguimiento de las sesiones llevo un cuaderno y he utilizado videos para visualizar y analizar de forma más objetiva. Este sistema me ha sido muy útil para observar con la distancia necesaria, así como para ver a cada chico de forma individual. Mediante este seguimiento tengo una perspectiva general y particular de la dirección que estamos llevando y puedo ir haciendo ajustes.

Para la valoración, que realizo al final de curso, me baso en el análisis de varios aspectos: la evolución general del grupo en el clima y relaciones interpersonales, la evolución particular de cada chico tanto en el movimiento como en su capacidad comunicativa verbal y relacional, en la asunción de los objetivos marcados: del grupo e individuales y en la superación de las dificultades detectadas durante las sesiones.

Por cuestiones de espacio no puedo desarrollar cada uno de estos apartados, que sí trataremos de forma desglosada en el taller. Incluyo aquí a grandes rasgos lo que veremos en cada uno de ellos.

Parte de los objetivos para este curso los formulé desde el área física de capacidades y habilidades y los relacioné con el “para qué”.

  •  Mejorar el tono muscular y fuerza: para posicionarse con más presencia y marcar límites, afianzarse en la sensación de existencia y tomar corporeidad. A través del control postural  se ejerce control sobre la propia estructura (empoderamiento y self). Implica ser capaz de transitar de un tipo de esfuerzo a otro gestionando los cambios y lo que requieren.
  • Aumentar la flexibilidad: para…
  • Enlazar al máximo acciones y movimientos…
  • Aumentar la capacidad y velocidad de reacción ante cualquier estímulo externo y la realización de tareas, movimientos y gestos…
  • Trabajar los tres planos: la puerta, la rueda, la mesa…
  • Reconocer y ser capaz de gestionar el espacio y tiempo, desplazarse en diferentes direcciones y de diferentes formas, dirigirse hacia, mantener e intercambiar posiciones y trayectorias en el espacio…
  • Desarrollar la capacidad de reproducir, seguir y adaptar ritmos y movimientos…
  • Equilibrar, girar, saltar y desplazarse de diferentes formas…
  • Promover la autonomía personal
  • Aumentar la capacidad empática y de escucha: al propio cuerpo, al del otro
  • Fomentar la sociabilidad y la cooperación entre iguales
  • Aumentar el léxico y capacidad autoexpresiva y referencial
  • Aumentar el tiempo y calidad de concentración en la tarea
  • Aumentar el tiempo de conexión con el entorno y los otros
  • Promocionar la autoestima e imagen personal
  • Desarrollar el afán de superación y esfuerzo
  • Minimizar los miedos personales y sociales

Las dificultades que han ido surgiendo han sido también un eje para dirigir el trabajo en las sesiones. Destaco dos tipos: las personales, referidas a mis carencias y las grupales, relacionadas con los aspectos del grupo que más ha costado desarrollar. En el taller veremos cómo se han ido gestionando ambas.

Personales:  la combinación entre la directividad y la no directividad, frenar el estrés que me causa el descontrol, cómo captar la atención.

Grupales: la principal es la dispersión y mantener la atención, integrar la relación causa-efecto, moverse espontáneamente sin imitar, realizar movimientos  desestabilizadores del equilibrio, la falta de control en el tránsito de esfuerzo entre el impulso y el mantenimiento continuado de la tensión, mirar y conectar con otro compañero, soltar segmentos corporales concretos: cuello, pelvis, tobillos y manos; crear, mantener y seguir un ritmo pautado y aflojar las resistencias individuales.

La metodología está basada en los pilares del enfoque DMT y aportaciones del ámbito deportivo, de la eutonía y la relajación.

  •  Mezcla de lo deportivo y lúdico con técnicas de DMT
  • Las actividades:  de lo más pautado a lo más libre; el uso de consignas
  • Uso de aparatos y ejercicios técnicos de la gimnasia rítmica
  • Las pelotas y los objetos transicionales
  • Ejercicios de sensibilización y propiocepción, estímulo y respuesta, acción-reacción, imitación y sincronicidad
  • Uso del tacto y el contacto
  • Los vínculos afectivos y vínculos transferenciales
  • Ejercicios y actividades relacionados con desplazamientos y esquemas motrices iniciales
  • La expresión verbal del estado emocional.

La valoración de la evolución (individual y grupal) está constatada mediante el análisis de videos y fichas y se concretiza en unas mejoras significativas.

  •  Aumento del tiempo de concentración, dificultad de las actividades y grado de abstracción: 4-5-6 ejercicios enlazados en pautas de ejecución dirigida y 3 ítems informativos o consignas simultáneos (el año pasado estaban entre 3 ejercicios en serie y 1-2 ítems o consignas)
  • Aumento en la coordinación psicomotriz
  • Descenso o desaparición de las resistencias individuales
  • Aumento de la capacidad creativa y patrones motrices
  • Secuencias enlazadas:  enlazan su nombre y otras acciones con movimientos complejos con o sin objetos
  • Avances en la autoexpresión emocional y el reconocimiento de los sentimientos propios y ajenos
  • Asunción y seguimiento de ritmos personales y grupales
  • Avances en la anticipación motriz, velocidad, tensión y tono muscular
  • Alta asunción de los objetivos individuales propuestos para cada chico

Conclusiones

Esta forma de trabajo me ha permitido: saber en qué punto estaba en cada momento, organizar y redirigir las propuestas de las sesiones; fijar unas fichas genéricas que me enfocan para ser más objetiva en la observación, hacer un seguimiento del grupo mediante el uso del video, que permite tomar distancia y hacer patentes los progresos de forma documentada. Así el poder reflexionar sobre el proceso ayuda a tener una visión más clara y a valorar y mejorar la tarea como conductora del grupo.

Lorena Casal Valdés

Vilanova i la Geltrú, septiembre 2013