XIII Jornades Marta Mata: Rabindranath Tagore i els drets dels infants. L’escola on hi ha vida

El teatro como herramienta educativa

Parece que fue ayer cuando recibí la invitación de participar en las XIII Jornadas Marta Mata, una fundación emblemática en el trabajo y la difusión de los valores pedagógicos en la educación. Para la edición del 2020 su propuesta era la de reivindicar la figura de Rabindranath Tagore, ilustre artista, reformador social y también pedagogo.

Acepté encantada porque, curiosidades de la vida, después de varios años viviendo en la vecina Vilanova i la Geltrú, justo ese curso, hacía unos meses, había conocido la casa de Saifores, sede y origen de la fundación, y me pareció una coincidencia sincrónica encantadora. Además la intervención para la jornada debía girar en torno a la presencia de las artes en la educación, mi leive motive en los últimos años de profesión. Cómo no, me ilusionó en extremo la idea y propuse hablar del teatro como herramienta educativa a través de la experiencia en el centro en el que trabajaba INS Alexandre Galí, Les Roquetes de Sant Pere de Ribes.

El tema y enfoque fue aprobado, y lo que tiene la vida, apareció el COVID, me mudé de ciudad e instituto y las jornadas tuvieron que hacerse en formato telemático. El proceso vital y artístico son un continuo cambio y evolución, así que noviembre llegó felizmente tras tanto cambio.Vivir las artes escénicas, hablar de ellas a través de una pantalla, cuando lo que las caracteriza es lo humano, su vivencia y ficisicidad, puede resultar complejo, pero debo decir que fue un interesante reto en el que se activaron los recursos que todos los docentes hemos tenido que desarrollar durante los últimos tiempos.

No pudimos encontrarnos en el maravilloso entorno de Saifores, pero logramos crear una relación cómplice e íntima en la mañana de un sábado lleno de reflexiones, interés y pasión por la pedagogía. A través de la pantalla, manteniendo la llama de la pasión viva , que no se apague, que nada la haga desaparecer. Porque todo pasa, y cuando esta situación que ahora nos tiene detenidos lo haga, necesitamos tenerlo todo a punto para seguir donde nos quedamos.

Creo que no quedó duda alguna, tras las diferentes ponencias y debate, de que la presencia de las artes en la educación no es sólo necesaria sino vital, vinculante y transformadora, como lo es en la vida misma. También se evidenció que son muchas las formas de incorporar lo artístico en el aula, en la práctica educativa diaria: desde el currículum y de manera transversal, con objetivos atísticos y educativos que convivan en forma y contenidos, y respetando lo que cada uno de estos mundos puede aportar al otro. Si es que, permitidme la reflexión, son dos mundos tan diferentes. Para mí el arte educa y la educación es un arte, y como arte pedagoga me cuesta a veces diferenciar qué está más en juego, por ejemplo, en el proceso de creación de una escena teatral.

Fue una jornada linda, un seguir estando presentes pese a las dificultades. Un poco alegóricamente como las artes en nuestro escenario educativo actual: ahí siguen, pese a todo. Porque son necesarias y enriquecen, porque educan el alma, la mente y el espíritu, y porque una sociedad sin arte no se concibe, y educamos personas en y para formar parte de la sociedad.

Aquí os dejo el enlace a la página de las Jornadas, en el que podéis visionar las intervenciones. Pasen y vean, y sigamos educando en el arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s