El viaje (confinado)

 

20200619_184103

¿Dónde irías si no pudieras moverte?

El año 2020 se presentaba particular, con su sugerente numerología, con toda una tipificación estadística detrás. Todos esperábamos mucho de esta combinación de dos, primer número plural, y cero, ausencia de. Como casi siempre, la vida nos sorprendió y esta cifra será recordada en el futuro como histórica por diferentes motivos a los esperados.

Personalmente me falta perspectiva para poder procesar todo lo sucedido, ubicarme y entender. Si es que hay algo que entender, que a veces lo dudo, porque al final la esencia de la vida se manifiesta de múltiples formas, pero es la misma: un ciclo de procesos a los que vamos asistiendo con mayor o menor presencia y acuerdo.

Pero como dice una alumna: “la vida es arte”, y felizmente a mí y a los alumnos de 2º y 3º de la ESO del INS Alexandre Galí, este 2020 nos ha sacudido pero, a la vez, nos ha permitido crear desde otro lugar, desde el interior: de nuestras casas, de nuestras vidas y de nuestros corazones.

El jueves 12 de marzo salimos del instituto sin saber cuándo íbamos a volver. Sin ser demasiado conscientes iniciábamos un viaje que duraría todo el trimestre. Estábamos montando una obra colectiva de creación en torno al concepto de viaje,  ya teníamos un cuarenta por ciento de la obra. Durante las dos primeras semanas seguimos trabajando en ella hasta que el descanso de Semana Santa nos permitió tomar perspectiva y redirigir el enfoque: no sabíamos si volveríamos al centro y queríamos seguir trabajando escénicamente. Decidimos tomar el reto de continuar con el viaje, pero esta vez interior.

La asignatura optativa de teatro emocional se caracteriza, entre otras cosas, en trabajar con el material emotivo de interés del alumnado. Partimos de un trabajo escénico básico: espacio, tiempo, confianza, mirada, escucha, acción, reacción, creación, y de unos objetivos generales que se adaptan y complementan con los que cada grupo y chico y chica trae consigo y necesita.

Así que buscamos en la necesidad de todos y coincidimos que era expresar cómo estaban viviendo ese proceso y hacerlo de manera artística, para poder recolocar lo vivido desde un lugar de mayor comprensión. Cada semana partíamos de unas propuestas de reflexión y creación, con una especie de guión temático de base que daba sentido progresivo al conjunto. Y después con todo el material creamos la dramaturgia final.

Para los chicos y chicas ha sido un proceso de aprendizaje personal y creativo. Sus valoraciones se resumen en estas frases: “Me ha permitido ser creativa, poder hacer otras cosas y divertirme”, “me ha ayudado a tener menos vergüenza”, “he aprendido muchas cosas”, “ahora creo más en mí mismo”, “he pensado en cómo me sentía, normalmente no lo hago “,” me he podido expresar “,” he descubierto que puedo hacer cosas artísticas y muchas posibilidades que antes no sabía “,” hemos hecho un buen equipo y me gustaba mucho encontrarnos cada semana “,” me lo he pasado muy bien, me ha ayudado a desconectar “,” he superado el miedo a lo que piensen”.

En los encuentros virtuales finales nos despedimos con los mismos sentimientos agridulces que aparecen tras el estreno y rodaje de una obra: “¿y ahora qué?”, nos preguntamos al acabar. Se nos hacía extraño no volver a vernos los lunes por la tarde, que nos faltaran las tareas del classroom, no tener nada que pensar, escribir, grabar… Pero el final es siempre el principio de algo nuevo, y por suerte en este caso lo que estaba esperando por venir era el maravilloso verano. Pero ese, es otro viaje…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s